viernes, 5 de diciembre de 2008

Mirada al Mal de Ojo

A partir de los códigos del melodrama, la comedia la representación exalta, paradójicamente, un gran misterio, la falsedad de toda verdad, una verdad que se escapa, se diluye en toda subjetividad.

Durante los meses de octubre y noviembre El CET presentó Mal de Ojo. Una obra de teatro planteada en un escenario pequeño donde el drama es intenso. Esta obra cuenta con la participación de cinco actores: Gustavo Castilla, Silvia Ferrari, Adriana Frodella, María Romano, Lucrecia Zamboni. Su director, Juan Hessel, nos contó que este es un trabajo esta escrito por el y que es muy personal desde su sentido estético.

¿Cómo surge mal de ojo?

Juan Hessel:

Convoqué cinco actores en marzo. Mis historias, mis espectáculos contienen actuaciones muy intensas y creativas. En este relato, todo sucede dos horas después de enterrar a una persona, un abogado de cincuenta años, en la casa de la viuda. Este personaje en cuestión tuvo como un pico en su vida donde se sacó fotos, una clase de fotos muy buenas.

video


En escena aparece la cuñada, una especie de discípula, el prometido de la discípula que esta a punto de abandonarla y una amiga, que es una intrusa. Son cinco personajes en un momento especial, y una cámara de fotos alemana. Esta va a ser el eje durante la obra y la disparadora de varias situaciones.

Es una historia de amor, todos mis espectáculos son historias de amor, más allá de ciertas rarezas, siempre están presentes los cuerpos, el deseo del cuerpo y el sentimiento de no llegar a eso otro, como en la vida real. ¿Qué se hace con el deseo? Nada, esta el objeto del deseo y uno no sabe que hacer, entonces uno apela a cualquier cosa.
Hay dos personajes mayores y tres jóvenes en un escenario muy chiquitito el espacio dramático es muy chico, esto ya genera un conflicto entre los cuerpos jóvenes. Mucha belleza en el escenario. Hay que ir.

¿Cual son sus personajes?

Lucrecia Samboni:

Yo soy LA intrusa. Esta bueno, porque hay algo que convoca a todos los demás personajes de lo que yo no puedo ser parte, justamente soy una intrusa y eso genera un lugar bastante especial y divertido. La obra plantea relaciones a distintos niveles, se relacionan las familias por un lado y por el otro y después entrerelaciones con los jóvenes de la obra y una situación romántica y amorosa conflictiva.

Maria Romano:

Mi personaje es Albertina, soy la discípula de Enrique Torcuato, este supuesto abogado y fotógrafo. Yo tengo esta herencia que el me deja que es esta cámara alemana que produce algo muy especial, una cierta adicción dañina, unos efectos que pueden verse a lo largo de la obra.
Me encanta hacer este personaje, en realidad cuando me llamó Juan, a fines de febrero del año pasado, yo había estado haciendo un taller de actuación con él y me lleno de emoción el llamado porque me había gustado mucho trabajar con él y era como un deseo.

La obra obtuvo un premio, ¿no? Cuenten un poco que se siente.

María Romano:

Todos los años se hace en cada región del país en particular, una fiesta de teatro donde se seleccionan diferentes obras para representación en la fiesta nacional. En nuestro caso, la selección fue a nivel provincial. La selección de obras requiere varias instancias. Primero se entrega un video con la obra, con ciertas carpetas con información y ahí se hace una primera selección. Después se realizó en nuestra ciudad el 6 y 7 de noviembre, la selección de las obras para la fiesta nacional del año próximo. En esta ocasión la fiesta se realizará en el mes de abril en el Chaco.

En una casa con una familia de duelo, nada es lo que parece. Una historia pasional, de amor y de odio. Mentiras, engaños, y una trama que se va desplegando sorpresivamente a cada paso.
Todo esto es Mal de Ojo. Un equipo impecable, una historia diferente, la obra ganadora de la Fiesta Provincial de Teatro, ¿te la vas a perder?
Leer más...